lunes, 23 de diciembre de 2013

Rafael Cerrato y sus gotas de primavera: PALABRAS PRONUNCIADAS CON MOTIVO DE LA PRESENTACI...

Rafael Cerrato y sus gotas de primavera: PALABRAS PRONUNCIADAS CON MOTIVO DE LA PRESENTACI...: PALABRAS PRONUNCIADAS CON MOTIVO DE LA   PRESENTACIÓN DEL NUEVO CURSO EN EL INSTITUTO DE HUMANIDADES, FRANCESCO DE PETRARCA. Cuando hace ...

PALABRAS PRONUNCIADAS CON MOTIVO DE LA PRESENTACIÓN DEL NUEVO CURSO EN EL INSTITUTO DE HUMANIDADES, FRANCESCO DE PETRARCA.

PALABRAS PRONUNCIADAS CON MOTIVO DE LA  PRESENTACIÓN DEL NUEVO CURSO EN EL INSTITUTO DE HUMANIDADES, FRANCESCO DE PETRARCA.
Cuando hace un mes aproximadamente, estando yo en Miami para la presentación de mi último libro, recibí la llamada de mi buen amigo Ramón, explicándome el proyecto de esta Institución y proponiéndome colaborar con ella, no dudé un solo momento en ponerme a su disposición.
A mi regreso a España, apenas pude, tenía otros compromisos que me urgían en mi querida ciudad de Córdoba, me vine para Madrid, visité este centro por primera vez, me informé de su labor y propósitos, y, debo confesarlo, aumentó mi entusiasmo, mi ilusión y mi fe en su desarrollo,  proponiendo a otras personas, que consideré idóneas, su colaboración. Al mismo tiempo, comencé su difusión por cuantos medios tengo a mi alcance.
Fueron varios los motivos que me indujeron a ello, pero dos primaban sobre todos. El primero: la necesidad, más que nunca en los momentos actuales, de un desarrollo y una formación humanística de las personas, que ayude a una mejor comprensión de nuestra sociedad y de las crisis por las que está pasando el mundo, no solo España, aunque en nuestro país, por una serie de desafortunadas decisiones de nuestros gobernantes, y por otras circunstancias que todos ustedes conocen, es posible que sea más grave, y sobre todo peligrosa, que en otros países. El segundo, por que considero que esta crisis no es solo económica, sino mucho más, en la qué, debido a los condicionantes de tiempo, ahora no voy a profundizar, pero de la que pienso que  solo saldremos, con la recuperación, de la mayor  parte, de los valores perdidos en los últimos años.
Crisis que, en el caso concreto de nuestro país,  nos hundió un gobernante, cuyo nombre no creo oportuno pronunciar (pero sin duda, que todos ustedes saben a quien me refiero), y en la que muchos seudo intelectuales están procurando hundirnos más, no sé aun muy bien, con que oscuros fines.
Si queremos salir de esta crisis, una de las necesidades básicas es profundizar en el estudio de las humanidades, para poder distinguir la abundante paja que, desde numerosos medios de comunicación se está introduciendo en nuestra sociedad, del grano, que cada vez escasea más.
  Como dijo nuestro eminente escritor y economista, pero sobre todo humanista, José luís Sampedro, cuando se le preguntó en una ocasión si consideraba que la gente estaba loca, respondió: —No, la gente no está loca, la gente está manipulada.  A lo que yo añado: —Y es esta manipulación, la que está destruyendo nuestra sociedad y llevándonos, una vez más en nuestra historia, al cainísmo entre los españoles.
Está muy bien, y es necesario para el desarrollo de nuestras sociedades, la formación científica en todos los aspectos. Pero la ciencia, sin una comprensión humanística, nos puede llevar a un gran desastre. El gran científico Stephen Hawking dijo en una ocasión: «Si aceptamos la imposibilidad de evitar que la ciencia y la tecnología transformen nuestro mundo, debemos tratar de asegurarnos que los cambios se operen en la dirección correcta. En una sociedad democrática, esto significa que el público ha de tener un entendimiento básico de la ciencia para poder tomar decisiones»
Y para que esta transformación científica del mundo, tan necesaria hoy en día, no nos dirija al desastre total, y los cambios que inevitablemente producen se conduzcan en la dirección correcta, es más necesario que nunca el conocimiento de diferentes asignaturas humanísticas, forjadas desde hace siglos, tales como filosofía, historia,  desarrollo del fenómeno religioso, psicología, desarrollo personal y otras que ahora no voy a citar por su extenso número y que en este Instituto, que apenas ha iniciado su andadura, se imparten.
Como tengo que ser breve, no voy a extenderme más. Pero si quiero, para ultimar, dirigir unas breves palabras a los alumnos que están presentes en esta sala.
Os animo a que sigáis adelante en estos estudios, y a que seáis como esa piedra que se arroja a un río y produce una ola que se expansiona. No os guardéis para vosotros los conocimientos que aquí vayáis adquiriendo, sino que consideréis un deber, propagarlos entre vuestro entorno. Procurad también, que las personas que conozcáis con inquietudes similares a las vuestras, pasen por este centro, y por último, que defendáis la verdad sin miedos, ante un mundo hostil que numerosas veces se reirá de vosotros, intentará confundiros y procurará manipular vuestras convicciones.
Defended la verdad, como lo hace Herman Tersch, una persona a la que admiro por la solidez de sus convicciones, debido precisamente a su formación en las materias que aquí se tratan. Defensa que todos sabemos le ha ocasionado numerosos disgustos y enfrentamientos, pero que a pesar de ello, no le ha hecho flaquear ni desistir de defender la verdad, y a quien cedo la palabra.
Madrid, 17 de diciembre de 2013.





viernes, 13 de diciembre de 2013

Rafael Cerrato y sus gotas de primavera: PALABRAS PRONUNCIADAS POR EL ACADÉMICO Y ESCRITOR ...

Rafael Cerrato y sus gotas de primavera: PALABRAS PRONUNCIADAS POR EL ACADÉMICO Y ESCRITOR ...: PALABRAS PRONUNCIADAS POR EL ACADÉMICO Y ESCRITOR CORDOBÉS, DON ALFONSO GÓMEZ LÓPEZ http://cordobapedia.wikanda.es/wiki/Alfonso_Gómez_L...

PALABRAS PRONUNCIADAS POR EL ACADÉMICO Y ESCRITOR CORDOBÉS, DON ALFONSO GÓMEZ LÓPEZ,

PALABRAS PRONUNCIADAS POR EL ACADÉMICO Y ESCRITOR CORDOBÉS, DON ALFONSO GÓMEZ LÓPEZ


CON MOTIVO DE LA ENTREGA DEL  PREMIO QUE ME FUE CONCEDIDO EL MES PASADO EN CÓRDOBA

                       PRESENTACIÓN DE LA OBRA DE RAFAEL CERRATO



Supone para mí, una gran satisfacción el presentar hoy a ustedes la obra de Rafael Cerrato y ello por un doble motivo; en primer lugar, les diré que Rafael que, como saben es cordobés de nacimiento y vivió buena parte de su vida en esta ciudad, es un amigo de antiguo, una amistad fraguada en la mocedad, esa etapa de nuestra existencia más divertida y risueña y en la que todo lo vemos de color de rosa.
Los avatares de la vida distanciaron a Rafael de Córdoba aunque no del todo, aquí, siempre vivió su familia y, felizmente, aún vive su madre y él esporádicamente y  por breves temporadas ha vuelto por la ciudad. Pero, les diré una cosa, pese a la distancia  esa amistad que se forjó en los primeros años de nuestra vida se mantiene incólume.  No se han roto los lazos de afecto a pesar de llevar muchos años sin tener contacto.
La realidad es que hacía cerca de treinta años que le había perdido la pista, por amigos comunes sabía que se había afincado en Cataluña y poco más. Por ello que cuando un soleada mañana de un día cualquiera de esta primavera me llamó por teléfono me llevé  una gran alegría. En esa reunión, atropelladamente,  intercambiamos recuerdos del pasado con acontecimientos más recientes de nuestras vidas y en poco más de media hora, tendimos un puente que venía a unir aquel añorado ayer de décadas pasadas con el día a día más actual.
El segundo motivo de satisfacción es, si cabe, más entrañable aún. La lectura atropellada y a salto de mata de su ingente obra, me ha permitido comprobar que nuestro amigo Rafael lleva a Córdoba en el alma. Puedo asegurarles que no ha olvidado a Córdoba. Es más les diría que ama a Córdoba. Rafael Cerrato adora a Córdoba y añora a Córdoba.
En cualquier libro y por el motivo más insospechado aparece nuestra ciudad o se reflejan con gozo pueblos de la provincia; se recrea nuestra fértil campiña o en el marco preciso se dibujan los extensos campos de verdes  olivares que pueblan muchas de nuestras comarcas; irrumpen en sus paginas con fuerza personajes cordobeses, lo mismo se cita al Obispo Osio, que a Sebastián de Belalcazar o al arzobispo prieguense Caballero y Góngora; se cantan nuestras tabernas; se escenifica la Corredera o se idealiza la Cruz del Rastro; se venera a Rafael o medicina de Dios. Córdoba, siempre, la tiene presente y como buen historiador escarba en su  pasado. Tanto en la realidad como en la ficción se vislumbra Córdoba.  Cualquier oportunidad es buena para que reluzca Córdoba y hasta en el prologo de uno de sus libros se recuerda con una pizca de emoción y gratitud a Lope, ese amigo de todos.
Y es que Rafael se humaniza cuando recuerda su pasado andaluz. Su etapa universitaria en aquella Málaga que se abría al turismo o sus vínculos afectivos y familiares con Cádiz asoman empañados con un vaho de nostalgia que el tiempo no ha logrado borrar y los recuerdos de su niñez y juventud florecen y aparecen, aún sin buscarlo, en cualquier página de su voluminosa y atractiva  obra.       
Y ¿Quién es Rafael Cerrato? Me preguntaran ustedes. Yo les respondo: Rafael es una persona resuelta, emprendedora y decidida. Tras una etapa de su juventud en la que coquetea con actividades ligadas al negocio familiar, se traslada a Madrid donde continua próximo al mundo de la empresa. Es tras su posterior asentamiento en Barcelona, con los treinta bien cumplidos, cuando este hombre advierte dentro de si la vocación literaria, el ansia por escribir corre por sus venas y siente en su interior el deseo de expresarse  a través de la escritura. Sus proyectos, sus conocimientos, sus fantasías, sus vivencias, sus emociones, sus sueños encontrarán el adecuado marco en el arte de escribir. Rafael que acaba de descubrir su autentica vocación, siente una fe ciega en si mismo y en sus posibilidades y ya se sabe que la fe mueve montañas. El folio inmaculado en íntima complicidad con la estilográfica acabará por trasladarnos su pensamiento.
Rafael ha exprimido la vida dentro de una existencia atípica. Su trayectoria personal  le ha provocado reveses que él con una fuerza indómita ha sabido superar.  Es un hombre vitalista, en el más noble sentido de la palabra y por ello, si me apuran, intrépido y aventurero, es más, yo diría que, incluso, se podría calificar de trotamundos y hasta, en cierta manera, algo bohemio, y ha sido ese extraordinario vitalismo el que le ha infundido el aliento suficiente para superar los retos que han salpicado su vida.
Rafael es un caso paradigmático de vocación tardía y mucho ha debido de influir  su optimismo y su visión positivista de la vida en su éxito. Porque éxito, sin duda, como más adelante tendrán ocasión de comprobar, es el alcanzado por este cordobés en el mundo de las letras, donde resulta dificultoso encontrar quien quiera publicarte y mucho más  difícil que te lean y sobresalir con brillantez.
Y es que Rafael que ya en su juventud era considerado dentro de su círculo más intimo como  un torbellino, reconociéndose por  el mismo en el prologo de uno de sus libros que la vorágine de la vida le envolvió durante parte de su existencia, porque por aquellos tiempos nunca gozó de la necesaria tranquilidad, ha sabido serenarse y sacar lo mejor de si mismo en su madurez.  Pero, queridos amigos, el mundo es evolución y la prueba es evidente y salta a la vista. Hoy en la presentación de Rafael Cerrato, me complazco en animarles a que le lean. Rafael Cerrato además de un magnifico escritor  es un entusiasta investigador de la historia y un gran artista, en el más noble sentido de la palabra.
Así se manifiesta en su primer libro donde  muestra su cara más indómita e insumisa. El libro titulado “Carta a Fernando Sánchez Dragó” es una enérgica respuesta al publicado  por el escritor madrileño bajo el titulo “Carta de Jesús al Papa”. Este libro fue prologado por  la filóloga, ex política y periodista catalana Pilar Rahola y presentado en Madrid por el propio Sánchez Dragó, con el que, desde entonces, ha mantenido una cordial relación. Este libro, posteriormente, se ha vuelto a publicar en Estados Unidos con el titulo De “Carta a Todebo”.
“Lepanto, La Batalla Inacabada” es su segundo libro en orden cronológico. Este libro prologado por el catedrático de Historia Medieval de la Universidad  Autónoma de Barcelona José Enrique Ruiz Domènec, contiene una reflexión meditada y ajustada a la historia sobre las circunstancias de entonces y, en cierto modo, aún persistentes que llevaron al enfrentamiento entre la cristiandad  y el Islam turco. Este libro que tuvo una extraordinaria aceptación,  mereció unánimes elogios de la crítica y un espacio extraordinario en el programa de Tele-Madrid,  Las Noches Blancas del propio Fernando Sánchez Dragó.
A continuación publicaría “El imperio Perdido de los Jázaros”. Esa obra es una narración novelada aunque muy respetuosa con la historia que cuenta como este imperio, ya desaparecido, frenó el empuje brioso de los primeros años de expansión del Islam; contribuyendo de esa manera a preservar la cultura occidental.
 El autor consigue enganchar al lector al enlazar el final de aquel imperio con los conflictos actuales de Oriente Medio y aprovecha la trama de esta narración para mostrar el desarrollo del pensamiento antijudío a lo largo de la historia, la importancia estratégica del Cáucaso actual y su visión sobre el moderno estado de Israel.
Pero Rafael Cerrato no limita esta novela a la exposición que acabo de realizar, su vena investigadora y su amor a Córdoba se funden, al dar a la luz en castellano, el epistolario mantenido entre el rey de los Jázaros y el primer ministro del califato de Córdoba y medico de Abderramán III, el judío Ibn-Saprut.
Este libro que ha merecido los honores de ser presentado en Jerusalén y Tel Aviv, además de en España abrió al autor las puertas de América ya que a instancia del Comité Judío Americano se presentó en Miami. Esta obra ha tenido una gran aceptación dentro del mundo judío y supone el reconocimiento de Rafael Cerrato como un estudioso del medioevo y su entorno y un riguroso y acertado investigador. 
Otro libro de Rafael Cerrato que aconsejo su lectura es el que lleva por titulo “Desde el corazón de Irán” en el nos muestra la filosofía del movimiento Bahá’í y denuncia la dura realidad que padecen cada día los seguidores de este culto, quienes sufren la constante persecución del movimiento iraní.
Este libro que ha sido presentado en Estados Unidos, Puerto Rico, Paraguay, Uruguay y Argentina, además de España nos muestra de forma documentada el origen y la realidad actual  de esa corriente espiritual y de él en Internet aparecen páginas en casi todos los idiomas del mundo.
Esta publicación que sirvió para proyectar la imagen de Rafael Cerrato en los foros más cualificados en la materia, tuvo su parte negativa, el autor fue blanco durante una temporada de amenazas de muerte de radicales islamistas.
A  partir de este momento rompe amarras y se desentiende del mundo editorial en España, ya tocado por la crisis y comienza su aventura americana, decidiendo actualizar y publicar su obra completa en Miami.
“Macho” es la historia de Cuba  en los últimos cincuenta años, además del titulo de un libro que narra la vida Roberto Martín Pérez, un preso político cubano que pasó veintiocho años en las cárceles de Castro. Ese libro en América, pero particularmente, en Miami se esta vendiendo muy bien. Es una obra  muy controvertida  y a ello han contribuido los numerosos artículos publicados en la prensa foránea y muy especialmente los publicados en el Miami Heráld. Fue presentado el pasado año en Madrid por la Fundación Cubana Americana.
Fruto de su relación de amistad con el ex agente de la CIA en Cuba, Félix Ismael Rodríguez Mendigutía fue el libro “Amanecer en la Higuera” en la que el autor cuenta detalladamente la derrota, captura y ejecución del subversivo Ernesto “Che” Guevara en Bolivia.
“Amanecer en la Higuera” publicado en 2012 es un libro polémico que ha sido traducido  al francés y al inglés, recientemente fue presentado en Barcelona con excelente acogida por parte del publico asistente y de la critica especializada y con anterioridad se presentó en Madrid en el marco de unas jornadas por la Fundación Hispano Cubana. En Francia donde su presentación iba a correr a cargo de de la poeta y novelista cubana Zoe Valdés el acto fue desautorizado en el último momento, en medio de una gran polémica. Los diarios La Razón (Edición de Cataluña) y la Vanguardia de Barcelona se han ocupado de ampliamente de este libro.
También publicó en el año 2012 “Mutis. El Sabio de Cádiz”. Celestino Mutis, Sacerdote de Dios y de la naturaleza, así es conceptuado por el autor de esta obra el insigne sabio gaditano. Y es que el afán de este hombre, nacido en 1732, fue, además de propagar en el reino de  Nueva Granada la más avanzada ciencia medica, el poner al descubierto los tesoros que la naturaleza del nuevo mundo encerraba. Mutis que se rodeó de los nativos a quienes impartió sus diferentes conocimientos es el mejor ejemplo de que la conquista española, en muchos casos, fue fructífera para los nativos y no un ejercicio de rapiña, como se nos ha querido hacer ver.
Mutis mantuvo un contacto muy estrecho con el religioso  Don Antonio Caballero y Góngora, natural de Priego de Córdoba y arzobispo y virrey de Bogota y Nueva Granada, quien tuvo, al igual que el sabio gaditano, una influencia decisiva para el desarrollo de las ciencias médicas y naturales. Este libro fue presentado el pasado año en la Facultad de Medicina de Cádiz, dentro de los fastos del bicentenario y este año en el Jardín Botánico de Madrid con el patrocinio de la embajada de Colombia. Por ultimo y en relación con este libro no quiero pasar por alto que fue seleccionado para figurar en los actos culturales conmemorativos del segundo centenario de la Constitución Iberoamericana de 2012.
Ha sido posteriormente, cuando Rafael Cerrato abandona la senda de la investigación histórica y se adentra en el relato corto y en la novela. Fruto de esta iniciativa son dos preciosos libritos (“Hojas de Otoño” 2011 y “Brisas de Agosto” 2013). En ellos se conjugan, armoniosamente, reflexiones y pensamientos del autor  y aspectos y secuencias de viajes y experiencias varias. Estas obras vienen a evidenciar la soltura y desparpajo de Rafael que nos muestra su  cara más humana y tierna. Son como un soplo de aire fresco en un amanecer limpio y claro. Ambas publicaciones deleitan e instruyen a partes iguales. Son jugosas, frescas y vitalistas.
Le auguro grandes éxitos de persistir en la línea iniciada dentro del complejo y difícil mundo de la novela. Me ha confiado el honor de ser el primer lector de su novela “Flores de Ginestas” y les confesaré que me enganchó desde un principio. Cualquier momento libre era utilizado para devorar páginas y paginas. Creo que es el mejor elogio que se puede realizar. “Flores de Ginestas” es una novela escrita en un lenguaje ágil y accesible, bien engarzada, dinámica y muy actual.  
Decir por último que su vinculación con Miami y el estado de Florida vas más allá de estancias esporádicas y de contactos circunstanciales con editoras o publicistas; ha participado, muy activamente, junto con otra escritora de renombre por aquellas latitudes,  en la elaboración de un libro que se ha editado allí con motivo del quinientos aniversario del descubrimiento de Florida. Esta obra ha sido patrocinada por la Academia Hispánica de Florida y el Ayuntamiento de Miami. Su titulo: “Miami Habla”. Es una muestra más que evidente, de la aceptación de Rafael Cerrato en aquel estado americano. 
Bien, voy a acabar. El protagonismo hoy es de Rafael quien, a continuación, hará uso de la palabra. Solo me resta decirles que en esta línea de trabajo extenuante y agotadora que este hombre se ha marcado, tiene muy avanzado un proyecto literario muy interesante y novedoso relacionado con Córdoba y que, con seguridad, verá la luz en el año venidero y todo ello sin desdeñar sus habituales colaboraciones con diversas publicaciones españolas y americanas. Pero este hombre guarda en su corazón un proyecto del que me ha hecho participe y yo voy a desvelar a todos ustedes: Rafael, tras haberse zapateado el ancho mundo, alberga en su alma la intención de volver a Córdoba y quedarse a vivir aquí el resto de su vida.     
      



Entradas populares